VIDA

Nos encontramos en un mundo repleto de vida. Está por todas partes a nuestro alrededor. Están vivas las personas, los animales, las plantas y los organismos microscópicos. Y aunque esta reflexión sea una evidencia clara y tangible, el concepto mismo de “vida” es algo muy difícil y extraño de explicar. Para la ciencia, la vida es una estado especial de la materia alcanzado por moléculas específicas que pueden desarrollarse, responder a estímulos y reproducirse… pero, ¿nos basta con esta definición? si explicar “qué es” la vida ha sido, y es, una labor compleja para todas las disciplinas, el saber “cómo” surgió es un desafío apasionante. En este apartado vamos a adentrarnos en este increíble misterio.


Como vimos en la entrada “¿Qué pasaría si…?” para que el universo pueda desarrollar vida se han tenido que cumplir una serie de requisitos tan ajustados y precisos que hacen que nuestra existencia sea un suceso que roza lo imposible. Esta dinámica de extrañas “coincidencias” también se extiende a nuestro propio planeta... (+)



LAS FUENTES DE LA VIDA I Y II
De todas las características maravillosas del planeta Tierra, una de las más increíble y enigmática es la de ser el escenario donde se desarrolla la vida, la existencia. Y es que nos encontramos ante uno de los misterios más complejos del universo. Pero, ¿qué es la vida? ¿Qué es lo que diferencia a un ser vivo de algo que no lo está? (+)


EN BUSCA DEL ALMA PERDIDA
¿Puede haber un misterio más grande en el universo que el hecho de la propia vida? ¿Qué es exactamente estar vivo? ¿Existe algo de naturaleza inexplicable que dota a los organismos de la capacidad de vivir? En la entrada anterior comentábamos la dificultad que siempre ha supuesto tanto para la biología como para la filosofía responder a la pregunta ¿Qué es la vida? (+)
EL MISTERIO DE LAS FORMAS 
¿Os habéis preguntado alguna vez la importancia que tienen las formas en el mundo que nos rodea? Aunque este planteamiento pueda parecer algo trivial, si las cosas no tuvieran un diseño específico no podríamos distinguir unos objetos de otros. Así, nuestro mundo está lleno de árboles, piedras, letras, gatos… que reconocemos gracias al  aspecto que poseen... (+)


LA PERSISTENCIA DE LA MEMORIA 
En la entrada anterior comentábamos que según la hipótesis de la causación formativa las formas se transmitían mediante los campos morfogenéticos a todos los sistemas ya sean físicos, químicos o biológicos. Pues bien, siguiendo esta hipótesis incluso la conducta de los seres vivos se organiza mediante estos campos que se llamarían conductuales. (+)